Rescatando la Navidad

Tomás llevaba dos navidades esperando a Papá Noel. Hacía todo lo que se suponía debía hacer, pero Santa Claus no paraba en su casa.

Seguir leyendo “Rescatando la Navidad”

The Wicked Witch of West

¿Alguno de vosotros se había preguntado alguna vez por su nombre? Elphaba. La Malvada Bruja del Oeste, se llamaba Elphaba. Elphie, para los amigos. Sí, habéis leído bien. La Malvada Bruja del Oeste tenía amigos y no eran precisamente malos. De hecho, su mejor amiga no era otra que la Bruja Buena del Norte, Galinda. Glinda, para los amigos. Por supuesto, ella tenía amigos, pero no todos eran precisamente buenos.

Claude y yo hemos vuelto a volar hasta el país de Oz. Si no conocéis la historia de las Brujas de Oz y/o no queréis saber más, este es el momento en el que debéis dejar de leer. Si queréis saber más o ya conocéis la historia y os apetece recordarla ¡Adelante! Seguir leyendo “The Wicked Witch of West”

Gorro-neando

El verano se escapa y las vacaciones ya son tan sólo un recuerdo (que vive justo en el portal de al lado, pero sí, ya son pasado). Lino, mi gorrito panamá playero de rafia, que ya se lo veía venir, tomó a tiempo la inteligente decisión de fugarse y quedarse en Menorca a vivir unas vacaciones perpetuas. Seguir leyendo “Gorro-neando”

A Cloud on Holiday

Lejos de la playa, allá donde el mar es más azul, hasta donde os alcanza la vista, en el lugar donde sólo una fina línea separa el cielo del mar. Allí es donde Claude comienza sus vacaciones de este verano. Seguir leyendo “A Cloud on Holiday”

Le Typographe

Su nombre era Cédric. Era un muchacho francés de esos que triunfan siendo demasiado jóvenes y después se cansan del éxito. Probablemente, trabajaba como director de arte en una agencia de publicidad reconocida. Más que del éxito en si mismo, se hastió, de todo lo que éste conllevaba. Por lo mucho que parecía cuando iba tras él y de lo vacío que en realidad estaba. En medio de la vorágine tecnológica, de la inmediatez, del ruido frenético, del estrés y del ir y del venir, del timeline con vencimiento “ayer”, su tiempo se detuvo, todo se movía y él se quedó allí, quieto. Seguir leyendo “Le Typographe”