¿Por qué nos gustan las películas de Disney?

DISNEY: El contador de historias, el creador de sueños. Varias generaciones han crecido alimentando su fantasía y su imaginación gracias al universo Disney. Me atrevería a decir incluso que sus películas han influido en su educación y sus valores, ayudándoles a discernir entre el bien y el mal, lo que es justo e injusto…

mickey_aprendiz

Yo no crecí immune a la magia de DISNEY. Campanilla no escatimó conmigo en polvo de hada y, seguramente, las películas de Disney tienen mucha “culpa” de mi forma de imaginar, de pensar, de vivir. Si me seguís a través del blog, o si me conocéis, sabréis que entre las cosas que más feliz me hacen están: las historias con finales felices, la fantasía, la imaginación, las ilustraciones, la música y los musicales… ¡Soy una fan Disney de libro!

Como para muchos niños y niñas nacidos en los 80 uno de mis mayores sueños fue ir a Eurodisney. Y lo cumplí. Estuve allí por primera vez celebrando mi 30 cumpleaños. Como si de un viaje al País de Nunca Jamás se tratase en la fecha que se suponía debería marcar el inicio de mi madurez… jajaja!

peter_pan

Pero, ¿Cómo ha llegado el universo Disney a calar tan hondo en nuestros corazones? ¿Cómo ha conseguido formar parte de la vida de las personas? ¿Por qué nos gustan las películas de Disney?

  • Las películas de Disney están muy bien hechas. Y es que Disney sólo se ha permitido trabajar con los mejores animadores de cada momento. Nombres de grandes artistas que no os sonarán tanto como el del archiconocido creador de la compañía pero que han sido los más talentosos en su campo. Por nombrar a algunos:  Bill Tytla (creador de Gruñón el enanito de Blancanieves…), Marc Davis, el más reverenciado (de su lápiz salieron Maléfica, Aurora, Cenicienta, Campanilla, Cruella, Tambor…), Eyvind Earle el gran maestro de muchos animadores Disney (director de una de las obras más aclamadas de Disney, “La Bella Durmiente”), Mary Blair (responsable entre otras de la dirección de arte de “Alicia en el País de las Maravillas” y “Peter Pan” y también de It’s a Small World, la atracción de los parques Disney), Ron Clements y John Musker (directores de “La Sirenita” , “Aladdin”)… Actualmente se encuentran entre mis preferidos Joey Chou (podréis ver un post lleno de ilustraciones suyas aquí) y Lorelay Bové (la mayoría de las ilustraciones de este post son suyas).

Pero esa no puede ser la única razón. Hay muchas otras películas de animación de otros estudios impecablemente ejecutadas que no calan del mismo modo que lo consiguen las películas Disney. Algo más debe de haber…

  • Animales humanizados. Disney sabe que los animales nos despiertan ternura y supo utilizarlo en su favor. Estudiaba el carácter de los animales y daba a cada uno el papel que le correspondía. Al mismo tiempo, conseguía dotar al personaje de ciertas características asociadas al animal que lo representaba. robin_hood
  • Personajes secundarios. Todo protagonista de las películas de Disney tiene un inseparable amigo fiel que le acompaña y le sirve de contrapunto, conciencia, añade toques de humor y suele caernos más simpático que los propios protagonistas de la historia. ¿Quién no querría a veces un Pepito Grillo, una Campanilla o un Olaf en su vida? simba_timón_pumba
  • Villanos memorables. Si existieran de verdad, darían muchísimo miedo. No hay  malvados más malos que los villanos de Disney. Despiertan miedo y admiración a partes iguales. malefica
  • Música. Las películas de Disney no serían las mismas sin sus espectaculares bandas sonoras. Sus canciones forman parte del ADN de las películas. Sobre todo, a partir de “La Sirenita” (con banda sonora de Howard Ashman y Alan Menken) en la que la estructura del musical se importó a las películas Disney. Desde ese momento, ya no será posible comprender el argumento de las películas Disney sin sus canciones, porque, igual que en un musical las canciones cuentan parte de esa historia. Nada mejor que la música para llegar al corazón y expresar emociones sin importar el público y el idioma… Si no lo veis claro, pensad la sensación de silencio atronador y lleno de emoción que queda en la sala de cine después de ciertas canciones Disney (con Circle of Life del inicio del Rey Leon o con Part of your World de La Sirenita, por poner algunos ejemplos, para que sepáis a qué me refiero). ariel

Hasta aquí todos estaríamos de acuerdo. Son cosas que podemos detectar fácil y que cualquiera de nosotros responderíamos si nos preguntasen sin pararnos a pensar demasiado. Pero las películas de Disney esconden mucho más, y en aquello que no es tan evidente se esconde la verdadera razón de su éxito, de menor a mayor importancia:

  1. Las historias que Disney explica en sus películas están basadas en leyendas de la tradición popular, fábulas y cuentos (de Perrault, Andersen, los hermanos Grimm…) que han sobrevivido al paso del tiempo. Disney toma esas historias y las reescribe, pasándolas por el tamiz marca de la casa (muchas de ellas no son tan edulcoradas, ni tienen finales felices) y las adapta a las épocas coetáneas (a su ritmo, pero lo hace).aladdin
  2. El protagonista no muere nunca y, si muere, resucita. Ya sea por el beso de amor verdadero (Blancanieves, la Bella Durmiente…) o por la magia (Pinocho -que no sólo resucitó, si no que se convirtió en niño de carne y hueso-, la Bestia…) el protagonista de la historia vuelve a la vida. Sólo los villanos mueren y la mayoría de veces lo hacen de una forma muy poética, cayendo al vacío (la muerte no se ve, se sobreentiende). Sólo en una película no muy conocida más allá de USA, “John Henry”, muere el protagonista. Hasta donde llega la leyenda de Disney en ese aspecto, que del propio Walt Disney se dice que nunca murió y que su cuerpo fue criogenizado a la espera de encontrar la cura a su enfermedad.sleeping beauty
  3. El desvalido triunfal. Esta es, bajo mi punto de vista, la razón más poderosa. La que encierra la promesa, emblema de la casa, de que los sueños se cumplen. Aunque seas el más insignificante, el más pobre, el más desgraciado, aunque te hayan pasado miles de cosas horribles, llegará un momento en el que tu suerte y tú mismo cambiaréis (no queda muy claro si primero cambia la suerte o el personaje) y todo aquello que anhelabas se convertirá en tu propia vida. Es el mito de la Cenicienta que llega a princesa.Pinocho_mar

En estos dos últimos puntos se encierra también un gran sentido de la justicia. Los buenos ganan, los malos pierden e incluso mueren.

Se dice de las películas de Disney que son machistas, anticuadas y que alimentan una fantasía insana.

Si nos paramos a pensar, no hay personajes más insulsos en sus películas que los príncipes azules y eso no es muy machista. Nadie escogerá a esos adonis amanerados entre sus personajes favoritos de las películas. Todos querrían ser ellas. Lo contradictorio es que ellas, lo dejan todo para irse con ellos… (algún día os explicaré la continuación de las historias)… y ser felices y comer perdices y formar una bonita y joven familia.

princesas

Las villanas Disney tradicionalmente tienen mucho de “femme fatale” . Ellas son las más sensuales. Se demoniza la sexualidad. Las protagonistas suelen ser angelicales y virginales.

ursula

Pueden acusar a Disney de ser todo lo perjudicial que quieran pero, lo cierto es, que el lenguaje cinematográfico es el lenguaje de los sueños y hay que comprenderlo para saber descifrarlo. Hay que saber leer que los sueños no se cumplen sin MUCHISIMO trabajo detrás, no se trata de creer merecerlo y sentarse a esperar que caiga una estrella. Se trata de estar preparado cuando se presente la oportunidad. En cuanto al felices para siempre después de la boda, también forma parte de muchas otras películas que no son Disney… que se lo digan a Sebastian de “La La Land” (que no es una película Disney) que se lamenta de su familia que pudo haber sido y no fue… Pero es tan poético, tan bonito y tan difícil no sucumbir ante ello…

city of stars

Además, Disney, más tarde que pronto, se va adaptando a los tiempos. Sus últimas películas no muestran princesas enamoradas cuyo único objetivo en la vida es ganar el amor de su insulso príncipe (Mulán, Ana y Elsa, o Mohana…)

ana_elsa_olaf

Volviendo al tema que nos ocupa: En definitiva, nos gustan las películas de Disney, porque queremos creer en un mundo que fuese como en esas películas. Un mundo en el que existiese la magia, un mundo más justo en el que el bien siempre venciese al mal . A  cualquiera le encantaría ser uno de los protagonistas de una de sus películas. ¿Quién no querría que su propia vida fuese digna de una película Disney? ¿Quién no querría alcanzar sus sueños y convertirlos en realidad?

bella y bestia

La propia vida de Walt sería un gran reclamo para una película de su factoría. El sueño americano… Yo no me la perdería… (no existe no… pero ¡qué buena pinta!)

fake_walt

Y, como no podía ser de otra manera, acompañando a este post, el himno de Disney, obra de Leigh Harline y Ned Washington, que hace bailar nuestro corazón al cantarnos: “When you wish upon a star, makes no difference who you are. Anything your heart desires will come to you”

https://open.spotify.com/embed/track/65V4OsgLqztVY0mlOx5HEh

Pedir disculpas porque no puedo adjuntar la canción completa, si no sólo el enlace de la misma. Algo ha cambiado en Spotify y Youtube y no se permite la reproducción completa fuera de sus páginas. 

P.D. : Ya habíamos escrito acerca de otra película de Walt Disney Enterprises Inc, en ese caso de PIXAR, “Up”.

Cenefa Claude

Notas:

El contenido del texto está basado en una de las conferencias organizadas dentro del marco de la exposición de CaixaForum “Disney: El Arte de Contar Historias” (si os gusta Disney ¡no os la podéis perder! hasta el 24 de junio en Barcelona) impartida por Joan Marimón (guionista y escritor). He ido mezclando las ideas de la charla con otras mías y dando algunas opiniones al respecto.

El Sr. Marimón describió unas cuantas opiniones “random” que había recolectado de diferentes personas para acabar con sus 3 razones finales, que consideraba las más importantes. Así, los motivos van de menos a más, es decir, la primera es  la menos importante y la última la más importante.

lorelay_bove

 

Todas las ilustraciones del post, excepto el cartel fake de la película “Walt” (que es de Pascal Witaszek), son de Lorelay Bové. Nacida en España, aunque vivió en Andorra y Estados Unidos. Es una princesa Disney moderna de las de verdad, el vivo ejemplo de que los sueños se cumplen. Su sueño fue trabajar en Disney y ella lo convirtió en realidad.

 

 

peter_torre_london

GuardarGuardar

Déjanos tu comentario acerca del post! Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s