La Estrella de Navidad

Click al play! Disfrutad de la música y del cuento…

Érase una vez una pequeña y bonita estrella sin puesto asignado en el cielo. Dios la había creado, igual que a todas sus iguales, el cuarto día de la Creación, pero a ella no la colocó en su lugar en el cielo. A aquella bonita estrella tan especial, la dejó a cargo de un ángel torponcillo que sólo sabía volar dentro de la estela que dejaba a su paso el Creador y que, por ese motivo, fue nombrado por el arcángel Gabriel, Rastro de Dios. Seguir leyendo “La Estrella de Navidad”

Operación Navidad

El reloj marca las 12. Es medianoche, la hora mágica. En la casa tan sólo se escucha el silencio, interrumpido por algún que otro ronquido, lo que delata que sus habitantes se  hayan profundamente dormidos. Ha llegado el momento.

Seguir leyendo “Operación Navidad”

It’s beginning to smell a lot like CHRISTMAS

Érase una vez un 26 de noviembre a las 7 de la tarde. El frío se ha instalado en la ciudad y, cuando respiras, ves como una nube de vaho se dibuja delante de tu nariz. Otra nube,  Claude, se encuentra en el cielo dispuesta a presenciar el espectáculo que se repite cada año. Esta vez, ha querido presenciarlo aquí, conmigo. Menuda suerte la mía poder verlo desde el cielo! De pronto, plim!! Las luces de la Navidad se encienden en la oscuridad y la magia se va apoderando, calle a calle, plaza a plaza, de la ciudad entera. Seguir leyendo “It’s beginning to smell a lot like CHRISTMAS”

Savoir Vivre

François es un pequeño gorrión pardo que vive en uno de los lugares más exclusivos del mundo. Es lo que tiene ser libre, que puedes escoger, y él, escogió muy bien. Se las ingenió para construir y camuflar su acogedor nido hecho de ramitas en lo alto del monumento más emblemático de la Ciudad de la Luz. Su casa, se encuentra entre una de las grandes tuercas que sujetan el gigantesco foco que sirve de faro a la ciudad de París y una esquina de la misma Torre Eiffel. Allí arriba, tiene su hogar este privilegiado amigo de Claude. Seguir leyendo “Savoir Vivre”

Autumn Leaves

Esta misma mañana, al salir de mi portal de camino hacia el trabajo, he encontrado a alguien que me estaba esperando: una bonita hoja de árbol, de color marrón anaranjado y una forma perfecta, como recién caída de su árbol. Iba pensando yo en eso cuando me he dado cuenta de que, empujada por el viento, me iba siguiendo. He subido al autobús y al mirar por la ventana he vuelto a verla, esquivando a los coches, a las motos y muy cerquita de la ventana. No le he quitado la vista de encima en todo el trayecto y, al bajar del autobús, me ha acompañado hasta la puerta del trabajo y, allí, ya nos hemos despedido. No sé si volveré a verla, pero me ha encantado conocerla.

Seguir leyendo “Autumn Leaves”